sábado, 27 de abril de 2013

A TODOS NOS HA PASADO ALGUNA VEZ... / Poesía de José Ignacio Restrepo



EL POETA 
DESCONOCIDO


Con el cabello sucio alborotado, 
del cual rehuyen todas las miradas,
que hoy como siempre corona una sonrisa
de dientes resistentes y brillantes,
que igual que ayer
e igual que antes de ayer,
me recordaron la pregunta impronta
¿cómo los tiene de bien,
si todo en él recuerda
una mazmorra?,
rompe distancias el vago
que me estima,
que hace ya tiempo
me llama camarada,
para decir seguro ese mensaje
que con coraje repite 
a mi también,
perdona, si ves bien
soy de otra clase,
pero te creo hermano de lo mío,
antes fue más, ahora ya no hay nada,
lo que ves soy, 
soy pesca y soy carnada,
tengo llena la tez de sol y tardes,
y vacía la panza, tengo hambre,
¿no es hoy ese día prometido,
en que conviertes mi fe
en un acto simple?,
ya sin más me puedes ayudar,
tengo un hambre tan grande
que es mortal...

Yo sonrío,
ha debido ser poeta,
lo es, de inmediato me corrijo,
le suelto ese billete conseguido
con algo de trabajo, algo de burla,
él me mira de nuevo sonriendo,
y me dice
con ésto solo tengo la mitad,
falta la otra, y el vaso de la leche...
Me rindo,
no era más esa demora...

Me encanta su manera de decir,
a lo lejos lo veo en esa fila,
algo larga del carro de comidas,
y bendigo el habérmelo encontrado,
le agradezco otra vez
que al esperarme,
sabiendo que yo paso por aquí,
haciendo como otrora con su gesto
esa seña feliz de yo no fui,
en mi alma alejada en extramuros,
se le hiciera un espacio aunque pequeño,
un humano y decisivo puente
por el que ambos pasamos
pudiendo sin reparos decidir
que otra vez
era una suerte
estar aquí...


JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©



9 comentarios:

  1. Indulgente comprensión del indigente en sincera empatía que quizás disculpa o quizás abriga también algún sentimiento de culpa compartida hacia ese otro mundo,esa otra mitad, que es también parte de la otra mitad que vive el poeta mismo vive y siente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu lectura, Fernando...Te dejo un abrazo...

      Eliminar
  2. Que bellas letras dedicadas a los que muchos desprecian sin pensar que podemos ser uno de ellos, maravillosos y tristes tus versos , más hermoso aun fue la ayuda, gracias poeta, por tus bellas letras y tus sentimientos, eso te hace más grande aun, un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos inversos, a cada hora nos vamos y volvemos, Loly, solo puedo decir que ese puente tendido nos hace más cercanos, más estrechos, y caminarlo así nos devuelve a ser mejores seres humanos...Gracias por retornar, amiga buena...

      Eliminar
  3. uf! qué lindo poema, es esa maravilla de reconocer y de inmediato actuar, un gesto inmenso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Salma, que bello ver el eco, la diciente huella de tu paso, por este quicio de vientos...Gracias por venir, eres querida y siempre bienvenida...Abrazos!!

      Eliminar
  4. Abrigados en invierno. Con aire acondicionado hasta en la cocina. La culpa es una sobra persistente. No importa cuanto demos. Siempre es demasiado siempre.. siempre en un espacio pequeño, casi mezquino. La culpa en cambio, es un ámbito infinito. Nunca alcanza cuanto das. Nunca es suficiente. Nunca es... Una sombra que no nos deja NUNCA. Abrazo poeta y amigo. Gracias a la vida, gente como vos, si sabe poner las letras en este teclado virtual, en este mundo cuasi surrealista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para salvar mi adentro, hago de mi circo de poemas, este mundo de frágil pandereta, ese lugar para sentir, Violeta...y los invito a ustedes, mis amigos, para que exista al menos un momento, si lo crean adentro ustedes no estarán solos tampoco, sino por un instante al menos, acompañados de mi voz y de mi rostro, y yo igual, querida amiga...Gracias por visitarme, y sentir estas letras...

      Eliminar
  5. Te prometí que visitaría tu casa.... Nunca hago promesas que no voy a cumplir... Buenas noche amigo... Gracias por tu arte.

    ResponderEliminar