martes, 7 de enero de 2014

NO SOBRAN, NI TAMPOCO FALTAN LETRAS / Poesía de José Ignacio Restrepo

 
CON MI DERECHA


Una larga amistad
sentida y tibia,
con los dedos ya viejos de mi mano,
con la postura noble, necesaria,
para escribir correcta y dócilmente,
concatenado y bello movimiento
desde mi mente viva,
con franqueza,
a veces sin querer atormentada,
que le dice a mi mano
- escriba ésto -
para que ella obedezca de inmediato,
por más que de esa orden de arrebato
se inicie una letal conflagración,
o andemos un camino de dolor
que selle otras voces de esperanza,
la mano que obedece
nunca calla,
grafismos deambulan,
se  organizan,
detallan en la hoja mil caricias
o las niegan entre mágico estupor...
Hoy doy esas gracias diletantes
y las otras,
las místicas y lentas,
que oportunas se agrupan a entregar
las luces que producen y las otras,
que lejos avisaron de su arribo,
entintadas y amables
de otros triunfos,
que aunque no se escriben
ya se sienten...

JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©

0 comentarios:

Publicar un comentario