viernes, 16 de enero de 2015

QUÉ ESPERA AQUÍ ESA MIRADA LARGA / Poesía de José Ignacio Restrepo


DETENIDO MALABAR


Privado del antifaz y el albornoz
y de la licra que me sirve de uniforme,
me desato por último del hato
donde están los demás
tomando agua...
Una última mirada en este día,
para el ágape siniestro sin comida,
donde el premio por servir
es continuar
relatando sin testigo esta batalla.
Me pongo bajo el agua de la ducha
para quitarme de encima
el vaho a circo,
tantos años de pelear tiene su precio
y en el cansado cuerpo ya lo siente,
es solo un gris candor, indiferente,
que te dice seguí,
no hay otra tierra,
no pudiste tomar de la quimera
esa vasta emoción que presentías
en los días de errar y consentir,
de juntar hambres ilesas, agua y frío
en el cuenco vacío de las manos
para llevarlos juntos a la boca
y hacer con su mezcla
un alimento...
Circo,
ahora es el tiempo del asueto,
los otros salen rancios a colonia
y se juntan afuera de memoria,
desandan los pasos ya comprados
por la rutina sacra del ayer
que les lleva hasta la fuente
o a la mesa,
o al podio de los grandes vencedores
cerca de la otra pista, ahora vacía,
para ver como cesa el triste día
bajo la carpa intacta del gran cielo,
que muestra en su tendido al sucio éter
con millones de lejanos agujeros,
mapa de la consigna indescifrable
que muestra sin claridad
cada designio,
y nos deja saber que sigue allí
la constante cubierta del hacer,
sin sentido completo
que indagar,
sobre el cuándo o el cómo,
desde el rito que le toca a cada cual...


JOSÉ IGNACIO RESTREPO
Copyright ©

0 comentarios:

Publicar un comentario