sábado, 24 de enero de 2015

TODOS AGUARDAN... / Poesía de José Ignacio Restrepo




MÁS POR MENOS 



 
Y desde luego... 

Después del balazo
todos aguardan a que alguien se caiga
apachurrando a su sombra con el cuerpo,
en el que poco a poco
la sangre se olvida de correr
a solo segundos de alcanzar en estampida
el aire quemado de los boquetes escaldados.

Si, todos aguzan el oído
y detienen el curso de sus actos,
para advertir cuándo cae aquel fardo
en el cercano entorno de la calle,
mientras el eco se escabulle entre frondas
dándose confuso con los muros...
 
Y, 
al no sentir el golpe contra el suelo
van volviendo a la vida lentamente,
uno que otro por la angustia seducido,
los bordes del ombligo
con sus dedos frota.


 JOSÉ IGNACIO RESTREPO 
Copyright ©

0 comentarios:

Publicar un comentario