lunes, 10 de agosto de 2015

NI EL DOLOR EN FRENTE.../ Poesía de José Ignacio Restrepo


EN LA MANO...
 
 
Tiempos sin ir al bar
donde fue mía la primera piedra,
pues el ruido despedaza
esas pequeñas cosas que tengo en el oído
que son las que me dicen
dónde está la derecha,
y el arriba que habita en mi cabeza,
dónde la izquierda hala
aún más si ese es el lado de la cama
donde reclino y duermo
sin saber qué me traiga el equilibrio,
lo que dicen que debo tener 
para saber bien qué va conmigo,
el saxo en alto tono 
me envía de regreso hacia la puerta,
con un gusto salobre,
una tristeza doble
por tener que pensar, envejecido,
que estoy en ese lago sin regreso
contemplando como a diario disminuye
aquello que por dote
me otorgaron,
sin promesa al detal de conservar
las cosas regaladas como amigos...

Comienza ese resto del partido
donde vemos marchar lo más querido,
en un minuto todo lo escuchamos
sea denso o venga transparente,
un cantar con lo mejor y lo más tierno,
la canción, el verso enardecido,
el zorzal que pregunta en la ventana
por su grano y su agua,
o en la voz de la amada nuestro nombre
-esa palabra ornada de matices-
y al siguiente ese instante inesperado,
solo vemos moverse en seña extraña
un sentido mal vestido de palabra
urgido de que obremos y entendamos,
pues ya no hay mucho más
para seguir...
El pájaro tocando en la ventana
no produce sonidos
y su canto es solo un buen recuerdo
guardado en la trastienda de los ojos
que ahora lagrimean,
sin parar,
pues no oyes igual que oías ayer
y nadie te avisó que hoy restarías
de tu ajuar instantes,
melodías,
la voz de tu mujer llamando urgente
que el almuerzo caliente
se te enfría,
se está yendo ese bien que nunca fuíste
capaz de bien preciar
pues solo usaste,
y el pájaro cantor allí en tu mano
se come el alpiste redimido
de la bolsa que rota en la despensa
se parece a tu oído...

JOSÉ IGNACIO RESTREPO
Copyright ©

2 comentarios:

  1. Me envía de regreso hacia la puerta,…con un gusto salobre,…una tristeza doble…por tener que pensar, envejecido,…. Que belleza querido poeta, así es la vida que va pasando, vamos cambiando y solo quedan recuerdos….o en la voz de la amada nuestro nombre…-esa palabra ornada de matices, Sublimes tus letras, que gusto poder leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que ello sentir que lo resientes, que para eso escribe el que lo hace...para que ojos y alma en otra parte vean el blanco lleno de matices...un abrazo querida Loly, gracias por venir...

      Eliminar