lunes, 22 de agosto de 2011

ENTRE EL RASTRO ANÍMICO Y EL GESTO

INVOLUCIONARIO


Todo lo fiel que pueda frente
a mi inquisitorial adolescencia,
reserva tulipán cadencia,
bala que surca dos recuerdos
preñando desde siempre lágrimas
de los nunca que regué
sobre la almohada...
Todo lo inútil que niegue esa verdad
de saber que la bondad
no tiene rostro,
solemos ser un todo o un ninguno,
reclamando inocencias ateridas,
que se mecen
en dilatorias negativas
sin pugnar más allá
de la siguiente cuadra...

Entonces domestico
de nuevo
la falaz filosofía de la furia,
que perdigones disparó
sin mesura ni pulso,
tejidos a la mejores palabras repetidas
revolución,
batalla,
sangre,
canción,
revancha,
persecución agraria,
desalojo,
y les anudo este presente
prematuramente revejido,
fundando este poema
en una piedra, patada, positivo,
que tiro otra vez como antenoche hiciera,
contra un vidrio,
el banco que ha cerrado,
un policía que mira a la modelo que pasa y no lo mira,
solamente para recordar cómo se tira sin fallar
la maldita primera piedra con que hacer revolución...

JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©

9 comentarios:

  1. Seguramente hemos dejado de mirar aquello que nos duele y cuando lo hacemos, nos damos cuenta de que no sirvieron de mucho las piedras que tiramos en su día. ¡Ay Milord, que rocas no tirarían mis brazos de poder con ellas!

    ResponderEliminar
  2. Emociones suspendidas, la conciencia le rinde culto al beneficio personal, represión, violencia que siempre tiene como caldo de cultivo la indiferencia, impotencia de unos pocos ante la maquinaria del despojo hacia el más débil....surge tu revolución ante el estímulo del entorno como bocanada de furia sincera. Tu poema me llena de duelo...te felicito Restrepo!

    ResponderEliminar
  3. Con Mabel a la derecha y Mardy bien tomada con mi izquierda, me voy a ver la premiere de "Cualquier cosa", el film que está causando vocinglero aplauso...Para ambas mi mejor te quiero...

    ResponderEliminar
  4. Y saber que la bondad no tiene rostro...

    La loza de nuestras emociones, sentimientos de nuestras realidades, como pesa, pero que rico es vivirla y lamber las lágrimas de nuestra alma...

    ¡ay, mi poeta!

    Que bien siento navegar por mis lares...
    digo porque ya me siento socio VIP de aquí...

    ResponderEliminar
  5. Y lo eres, Abi...Desde que el mismísimo viento nos mostró el camino...Abrazos, gracias por venir..

    ResponderEliminar
  6. ¡Profundo, bello!! ¡Gracias, me encanta ésta página!! Disfrutarla es un placer!!

    ResponderEliminar
  7. Recuerdos, añoranzas, sentimientos encontrados, todo lo que fue, lo que fuimos antaño, el recuerdo vivo, ese que duele, al ver que lo que pudo haber sido...... aún no es....
    Precioso poema de protesta, como de esas que seguro llevaste una bandera, ayyy poeta, qué podemos hacer ante lo que estamos viviendo???, es la vida misma que se encarga de hacerla cada vez más pesada.
    Dejo mi admiración y mi agradecimiento, sin dejar de lado mi cariño por ti José Ignacio.
    Besitos a tu bello corazón!!!

    ResponderEliminar
  8. Gracias Omaira...Ya sabes por aquí el agua es muy barata, nos reimos un poco, lloramos a veces...Siempre bienvenida...

    ResponderEliminar
  9. Tu especial visita me llena siempre de gratitud y estímulo, nunca dejes de venir Marce querida aunque sea el invierno más frío o el calor del verano nos quite el resuello...Abrazos..

    ResponderEliminar