sábado, 20 de agosto de 2011

LA RIQUEZA POBRE / Poesía de José Ignacio Restrepo


SÁBADO

500px-guajira-cabo-vela-minas-del-cerrejon-2009814_71754_75_1

El Cerrejón los mira desde la negra cima,
a los dos que han ganado del carbón
la batalla más ardua que  libraron:
dejar allí la vida inmaculadamente viva,
a la muerte mirar sin temblar en la mañana
y por la tardeo observarla con el canto otra vez
aunque sea con los ojos negros y la mirada vencida
de lo cansada, lo muerta,
lo negramente inmaculada…

El Cerrejón los miró como si fueran esclavos
los dos de manos heridas por el alma atados
y los nudillos de ambos tienen ese rojo bello
de la sangre enredada por la pelea terrena,
la de la sobrevivencia de toda hora y minuto
en la senda del carbón que rescoldo no les deja…
Ellos jamás han querido lo que otros tienen de sobra
por que la herencia de nada es su caja de pandora,
nunca han dejaron de ser y creer es buena parte
de su sincero jornal con el cual nada se comen..
Pero, no tendrás reparo en mirar como se ven,
son un hombre y su mujer encalados de carbón,
negros de pies a cabeza de alma resplandeciente,
hoy que es día de pago, con la frente muy en alto
irán con algo al abasto para pagar y comprar,
y después ambos ya blancos, se irán al pueblo a bailar,
porque es hora de soñar, con un Cerrejón vencido
que calma a un pueblo sufrido pero que acabe por fin,
un Cerrejón malandrín con su carbón terminado…

JOSÉ IGNACIO RESTREPO Copyright ©
• Reservados todos los derechos de autor

12 comentarios:

  1. De una larga noche en Laredo, entre asturianos mineros de casta y nombre, aprendí que tiene el carbón virtud extraña, ennegrece la piel y las cutículas y al mismo tiempo, blanquea el alma... uno de mis temas favoritos por cuanto respiró de el mi bisabuelo, de la mano de mi autor favorito... regalos del sábado o del destino, felicidades por el poema

    ResponderEliminar
  2. profundo ! siempre un deleite leerte poeta !

    ResponderEliminar
  3. El trabajo dignifica al hombre y honra a su mujer y herederos, este, el del Minero de Carbón con mayor razón, por ser sacrificado y mal pagado, ayyy Dios cuanta injusticia, eres tu nuevamente el que siempre trae temas a la palestra para remover conciencias, gracias mi querido José Ignacio, un honor leer tu bella poesía con tan justo y admirable reclamo!!! Besitos!!!

    ResponderEliminar
  4. Escritor, José Restrepo: Me he quedado boquiabierta al entrar a tu Blog y ha sido, mmmmm, como te digo, ha sido entrar a otra dimensión!!!

    Es de lujo, poesía y toda esta combinación.
    Gracias por compartir esto.
    He quedado enamorada!!!
    Saludos.

    Estre Blan Zer.

    ResponderEliminar
  5. Siempre me quedo encantada contigo poeta, admiro tu conciencia en perseverante compromiso social. Tu relato es certero, necesario y enérgico, lleno de pasión por la vida y las creaturas que la hacemos verbo. Gracias mi tesoro, gracias por estar cerquita, te quiero mucho.

    ResponderEliminar
  6. Una vida que clama por ser digna fielmente representada, es un diálogo con la conciencia o una profunda mirada al trabajo tan rudo que tantas vidas sustenta, que profana, que perpetra....cuanta belleza de tu alma se suscribe en tus palabras. Admiración eterna mi gran Poeta!

    ResponderEliminar
  7. Haber coincidido con tu recuerdo, con la vivencia de tu abuelo...Es ya un regalo por el certero lance de flechas que se cruzan ,en este desierto de prolíficos intentos...gracias por llegar al bar Europa querida...

    ResponderEliminar
  8. Gracias por venir al lugar donde el corazón busca mitades partidas para unirse con ellas, Abrazos querida Mafer...

    ResponderEliminar
  9. Que no es otra cosa que tomar banderas en mitad izadas y desplegar sus colores al viento, aunque sean negros...Gracias Marcela por llegar a este componedero de sentires, abrazos...

    ResponderEliminar
  10. Que bella sorpresa verte, Estre querida...Que grato que te gustara el lugar, se hacen siembras inexactas para levas de vida, tendidos de color subido para aguantar los grises de los días...Te espero siempre nueva amiga, abrazos..!!!

    ResponderEliminar
  11. Sendero pon a mi pie, querida Mardy, y aire del que respiras dame siempre, que entre tu halago sorbo yo el bello sentir de la justicia, no tengo lo que otros pero cargo serenidades no luctuosas, y lo puedes mirar cada que con mis ojos lloras...Gracias grandes por sentir conmigo, junto a mi, dentro mio...

    ResponderEliminar
  12. Y yo siempre canto tus llegadas adorada Jeannette, porque traes sangre de tus causas bellas, y tu plenitud acaba introducida entre mis venas,,,abrazos mi querida Loba...

    ResponderEliminar