lunes, 11 de junio de 2012

DEL AGUA BEBIDA HACER SUDOR / Poesía de José Ignacio Restrepo

QUERELLA MUERTA


Conminadas todas las justicias
tras de las quejas puestas ante el sol,
como zapas se ponen más pequeñas
cuando las miro justo como ahora
para encontrar su huella en la memoria,
como quien busca atada a guerra ajena,
la razón de su paz ensombrecida,
el motivo de justicias requerir,
para volver por caminos de equilibrio,
en mitad del peor de los delirios,
sobadura de pieles enlazadas
con sabor a pasión desesperada,
cuya misión mordaz de hallar la causa
se perdió entre tanta vil tarea,
sobrevivir apenas,
como dije,
y la página atar a buena piedra
con cordel irrompible tirar lejos
al estanque que el mapa no posee
y que carece de aguas en verano
y los inviernos espera quisquilloso
para irrumpir en todo lo que es manso...

Yo no tengo más nombre ni problema,
mi domicilio está perdido entre la guía
nadie puede jactarse de saber
si lo dije o dudé anteayer apenas,
mi delirio consiste en presumir
que podemos negarnos a decir
esas justas memorias resumidas
nos dilatan las horas compungidas,
a las que deberán rancias llegar
las razones porfiadas,
comedidas,
a explicar porqué ésto,
porqué aquello,
para que abran las puertas del lugar
que negamos a todos existía,
pardo, en brumas y gris
llamado cielo,
que ha quedado perdido para todos
en una vieja y olvidada poesía...


JOSÉ IGNACIO RESTREPO
Copyright ©

0 comentarios:

Publicar un comentario