sábado, 16 de junio de 2012

LOS RECUERDOS DE LO NO VIVIDO / Poesía de José Ignacio Restrepo



HILANDO EN BORDES


Dos veces llamé a la puerta
del drama de los recuerdos olvidados,
aquellos que mintiendo me soñé
y otros,
caminados contigo calle abajo
cuando aun éramos críos,
y la bronca experiencia innecesaria
de la bella mocedad nos alcanzaba
para hoy y mañana bien comer
la semana que viene, ir de cena
me decías volteando sin mirarme
el reloj de arena por la tarde,
nos debe guarecer lo sustantivo
para el mes que solo tiene treinta días
y el año que aguantemos mucha hambre
que llamaremos bisiesto por si acaso
lo nombraremos siempre en la memoria
de primero y de último si puedes,
no es la pérdida aquello que deprime
es la falta del sueño lo que oprime.

Son soledades mustias e incompletas
aquellas que colgamos en paredes,
cuadros con cosas ahí copiadas,
o espejos que nos reflejen aun más bellos,
con los brazos cruzados nos paramos
 a mirar como ocurre ahora el mundo,
y después diseñando escapularios
nos mentimos y robamos la experiencia, 
de sentir como hermanos la proeza
gobernando dolores insepultos
y deseando que cambie el inframundo
para que alguna vez, alguna hora,
sobrevenga ante la sed de todos
una vena que abierta nos alcance
para darnos el líquido deseado,
de esa bella y sublime cantimplora,
cuyo mérito estriba
en saciarle la sed a los convictos
que vivimos aquí
y aquí morimos...


JOSÉ IGNACIO RESTREPO

Copyright ©

0 comentarios:

Publicar un comentario