miércoles, 6 de junio de 2012

MIENTRAS TODO VA RÁPIDO, VOY LENTO / Poesía de José Ignacio Restrepo

EN EL LEJOS


A dónde vayan 
los mustios pensamientos
a buscarse para hilar un llanto,
mandaré soldados mercenarios
armados de dicientes sentimientos
confabulados con mi paz de espíritu,
para vencer tanto abismo utilitario
que luce como un viraje a los infiernos,
y hacer hoy y mañana,
el mes entrante,
mientras tenga apetito el corazón
las filigranas para hacer sin prisa
el delicado retrato de ese cómo 
y el mapa perfecto de aquel qué,
con los cuales vencer el menosprecio
que a la vida le da
el género humano...

A dónde tenga que ir
para llegar,
y sin culpa mi bien parir dolores,
 hacer del mal un ejemplo en retroceso
fermentando desagrado y sinsabores,
iré presto como afiebrado volador
que traza vigoroso entre los cielos,
la nueva muestra de un arte decoroso
que guía a otros que no pueden
a saldar las cuentas de lo indigno
delatando que es poco su pudor
y por sus culpas muere de hambre y frío
el amor con sus muchas desnudeces.

Que sea franca la lid y ardua la lucha
por dar un poco de aliento a la nobleza
a esta vida vestir con muda nueva
pues entre pobres y flacos y alienados,
pasamos los gigantes por enanos
y la escondida blancura de las almas
por tristeza y elocuente gris rutina,
se esconde la belleza de la encina
en negros bosques sin flores, sin abejas
donde ayer descubriste que lo que hay
al final ni te salva ni te alegra...

JOSÉ IGNACIO RESTREPO 
Copyright ©

0 comentarios:

Publicar un comentario