lunes, 25 de junio de 2012

HUBO UNA VEZ… / Poesía de José Ignacio Restrepo


SUNLIGHT

sundance

Los veranos de la piel llevan su nombre
hace años que los daba por perdidos,
osados y gimientes regresaron,
de lugares malolientes y pequeños
donde antes creyeron morirían,
y esas cartas recibidas y olvidadas
que trajeron los ecos de tu voz
en fugaces y simples resplandores,
donde solo decías con tus letras
por qué no llegabas al rescate,
se quedaron en tu espalda de marino
en esas cicatrices ya fundidas,
por hacer esa jornada en todas partes…

Vienen luego las iras,
los cardos que se incrustan en los labios
por decir ese te amo sin sentirlo,
solo somos como ínsulas labradas
en los mares oscuros del delirio
y tenemos promesas por cobrar,
que no somos amigos,
nada puede aunque quiera
el dios destino…

Y tu rostro,
que hace tanto me trajo la verdad,
hizo vino de cepas algo verdes
pero era la sed mi potestad,
y lo hice de mi piel un bloqueador,
ahora vago por playas solitarias
con un único amigo de la mano,
el amante de la luna,
hermano sol…

JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©

0 comentarios:

Publicar un comentario