viernes, 21 de diciembre de 2012

¿NAVIDAD DE QUÉ? / Poesía de José Ignacio Restrepo


POR FIESTAS TRISTES


Urgencias,
algo por decir no oigo
en la boca de todos con sonrisas
unas fértiles, muchas sin sentido,
estos días ya dados al olvido
porque no dejan sino llantos tapados,
regada la virtud en verde césped,
las estrellas opacas por el humo
dejan de entregar el brillo cierto
que se anuncia con vigor en tanto libro
llamado por defecto el evangelio...

Es la época que regalo al silencio,
a los ojos ceguera de la mía,
para mi lo que tiene de misterio
para los otros es llana fragancia,
se pierden en orígenes y credos
asesorados por nativos arrogantes,
itinerantes ogros de la tierra,
vendedores de nuevas viejas ya...

Cambiar los corazones de lugar
para no ser tan sensibles y tan falsos,
recordar viejas lecciones que enseñaron
el porqué de sufrir y de ser vanos,
utilizar el tiempo en mejor forma,
dar aliento al quebrado,
ayudar al lerdo,
dejar de criticar como deporte,
afianzar pensamientos compartidos,
leer los ojos de los bellos niños,
para recuperar esa inocencia
que botamos ayer como dolencia
por pensar que sabíamos ya mucho,
de ayer que  no supimos nada,
o de mañana, que nada sabemos...

 JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©

4 comentarios:

  1. José Ignacio tienes que aprender que ,El amor es el más furtivo de los sentimientos,y el más evidente de los pensamientos.Siempre será una incógnita más allá de su definición Cada uno hace lo que puede y lo que sabe hacer ,porque no ha todos nos enseñaron a ser como tu lo pides, lamentablemente si así fuera todo sería perfecto ,pero como vos veras no siempre es así .amigo te tengo gran respeto ,como te tengo cariño hermano" solo hermano la edad no da para ser tu mamá besos a ti y a tu familia Felices Fiestas !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ....Espero que tengas las mejores fiestas, Lidia, y gracias te doy por haberme brindado tanta y tan buena compañía durante este 2012...Y en todo caso, que el año entrante nos traiga a todos aquello que pueda edificarnos, no hacernos solo más felices sino seres humanos mejores....

      Eliminar
  2. Ay que si lo mundo pudiera ser solo un poquito como dices en tu mayestral escrito....seguro que no habrian tantas sombras, en la mirada de los seres humanos, seguro que los Derechos Humanos, sin intervenciones, serian complidos , seguro que habria muchos niños a sonreir las alegrias del inocencia, y menos rictus en los lábios de los adultos...los mayores quizás podrian no conicier la soledad y las parejas se pasearian por la Via Láctea cogidas de las manos, en una eterna luna de miel, iluminados por el arco íris de sus sueños hechos realidad...adonde las magnólias no serian marchitas y del aire se despreenderia el olor de flores, frutos y especiarias inebriantes y raras... lo jasmin, los claveles,las rosas, los pecegueros,los mirtilos, la canela y tantos otros....Que cada uno se afaste de lo exagerado y de lo minimun para areglar, estabelecer o reestabelecer el ecuilibrio que conduce à la Paz....porque como dices, ayer no sabiamos y en lo futuro no sabremos....no és cuestion de sabedoria....és cuestion de instinto, de la firma timbrada en los genes o bebida en lo leche materno....Disculpa mis divagaciones....abuso de tu paciência porque, através de tus letras te siento muy cerquito...
    Lastimo ni sempre tener tiempo de sobra o conocimento de tu idioma para expresar en plenitude lo que tus Poemas me suscitan.... gracias y un beso, José Ignácio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ....ya quisiera yo hablar portugués como tu hablas el español, querida Maria...Y que mis divagaciones tuvieran al final tanta consonancia, con la verdadera entraña delas cosas....Consiento en que nos falta tiempo, pero ocurre hasta en las mejores familias, ¿no crees?...Que belleza verte entera, y no anónima, como otras veces, tus palabras son miel, ya sabes,con aroma a café quemado un poco, y a dulce de tapioca, encanelado...Rara vez lo como, pero hoy lo llevo a mi boca con las manos...Abrazos bella amiga...Gracias por venir a casa...

      Eliminar