domingo, 16 de diciembre de 2012

SOBRE LA DIMENSIÓN DE MEDIR / Poesía de José Ignacio Restrepo



CÓMO LLAMARLOS


Estadísticas hay que no contienen
más que numeraciones inconclusas,
medianas que de su nada determinan
dónde no estaba
quien no sabe cómo,
llegó a esa condición omnipresente
de ser tan relativo como otros...
Medir se ha convertido en algoritmo
que antes de saberse concebido
tiene ya comprador y resultado,
lo que creemos fiel cundo lo dicen
es en otra habitación tirar los dados
con un ojo mirando sin mirar
y el otro por la orden bien cerrado,
para que no quede nadie por testigo
haciendo de mirón
hacia otro lado...

Ahora todo se muestra cual perfecto
instrumento funcional pero sin fallas,
este tiempo farsante y convencido
atrae a los que tienen poco seso,
de mente desnutrida y azarosa
y rápidos a la hora de juzgar
aunque digan no creer 
en cualquier cosa...
Los números atraen y convencen
ante todo son simbólicos,cerrados,
repetidos, gemelos, cancelados
en los ojos les bailan cada vez
que operando los deben controlar
el solo maldito hecho de sumar
ya le causa un placer incontinente,
yo que soy del lenguaje y sus sofismas,
que a diario me apareo entre silencios
dudo de su poder antagonista...

Creo ver en sus mecánicas cuestiones,
en esos resultados tentativos
que pretenden obtuvieron por perfectos,
el cómodo adalid ya manifiesto
de que todo en el numen se resuelve,
no ya mortificarme es mi deseo,
prefiero a estos tibios ignorante
que se dicen científicos y doctos,
hacerles ese mutis invisible,
idiotas que si tiembla un poco fuerte
se van para medir qué les pasó,
 a sus aparaticos marcadores,
para así comprobar que si es verdad
las predicciones son siempre correctas,
estadísticamente de verdad,
son ellos
quienes dicen
LA VERDAD...


JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright © 


0 comentarios:

Publicar un comentario