lunes, 10 de diciembre de 2012

VERDAD DE LA ETÉREA TAREA / Poesía de José Ignacio Restrepo



HACEDOR DE QUIMERAS


Azar de pigmalión comprometido
en recurrentes búsquedas sin norte,
tu menoscabo infiel separa el oro
del cascajo rentado por los otros,
y el merecido tramo donde ahogas
la templanza, la fe y la cantimplora
queda aun en el lejos aun distante,
no temas el ir ciego en este instante
que el horizonte visto en tu cabeza
tiene piel y vigor allí en tus manos.

Entera la proporción que me pregunta
sobre causas y azares que me tocan,
la veo tan fragmentada e incolora
cuando llega en la mísera simpleza
con la que viene de sorpresa todo,
lo estructural, lo bello y si, lo inocuo,
por el portal que llamo yo cerebro
que es ancho y finalmente angosto,
todo lo procurado se me entrega
y lo que busco bien niega mi culto.

Pero no temo el gasto ni el ahorro
de esta suave y beatífica herramienta,
temo más bien que induzca mi ceguera,
que sufro cuando adopto lo que siento
como si fuera savia de mi árbol
y no viento que mueve mis follajes,
miento si no les digo que me callo
para poder escuchar lo que me dicen
sus espíritus cercanos, conmovidos,
que por instantes tuve yo a la mano
cuando han sido sus cantos mis amigos.


JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©


2 comentarios:

  1. Es un permiso , y no es inocuo ,lo culto ,también lo tiene tu cabeza , sin querer desviar lo ya logrado , tienes tan claro lo que buscas , que tus ojos , tal vez esten nublados ,en el ansia y apuro por tenerlo , los miedos se transforman en tramposos y confunden , lo claro de tu savia , pero escuchas y comprendes lo que dicen los espíritus cercanos que , es lo que sienten tus amigos. Nunca temas ir ciego al horizonte , visto en tu cabeza , porque vigor allí tienen tus manos. Son ellas quienes fraguan los deleites , de tus hermosas palabras combinadas , cual orfebre , de la que nacen , sentimentos asombrosos , y llegar al alma de los que te leen. Es tu alma de sólido coraje , de sensibilidad infinita es tu nobleza , cuando vuelcas la tinta de tu letra y al releerla , asoma en tu rostro la sonrisa y luego la compartes , reproduciendo con ella , miles de sonrisas en rostros que nunca has de conocer , pero que existen. ¡¡¡te amo!!!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...es cierto...gracias por venir, querida Toti..yo también te amo...

      Eliminar