martes, 12 de febrero de 2013

ARENA DORADA / Poesía de José Ignacio Restrepo


TAMBIÉN VOS...


Tortuoso
ese camino ya entrevisto
a veces por las niñas de mis ojos
y otras ya danzado por mis pies,
tiene polvo de aquella bella vez
en que por bien correr los dos volamos,
entendido mi amor,
 -ya navegamos -
aunque esa muda voz diga te quiero,
o anclada deje ver tanta extrañeza,
que explica la legión de nuestros rostros,
como lágrimas sinceras pero presas...

El rosa dejó ver que el fuerte rojo
por pura conveniencia le ha cedido,
ese lindo poder de decir cosas,
y ese claro entonado de sus labios
deviene de no querer morder
los bienes que le ofrecen otras manos,
a pesar de no tener bien claro
porqué ya está cansado sin vivir
de la suerte feliz
de ser humano...

Debes saber 
en mitad del cotidiano quehacer,
que traen polvo quienes mucho andan
pero también los que cruzan por los aires,
aquellos que derriban las murallas
con nombres de montañas atrevidas,
también los que en silencio pernoctaron,
a la orilla de un río o de algún mar
rezando por un día recabar
la prueba inigualable de la Vida,
que a la piel igual que el polvo
va prendida...


JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©

4 comentarios:

  1. http://youtu.be/tH2w6Oxx0kQ

    Abrazos alados a tu espalda!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...no esperaba menos de ti, querida Fabiana...Van bien atados, y entonada por tu voz esa danza de dos, nosotros mismos, suena afable como hermosa melodía...Gracias por venir mi querida amiga Alada...

      Eliminar
  2. No podemos ser niños eternos poeta ni adolescente tardíos,recuerde esto bien usted y yo y media humanidad.besos poeta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Cómo que no, Lidia? Cada que perseguimos estas letras de invento, cada que como imanes renovamos los votos con esos bellos sueños ayer enterrados, y tomamos la mano de esa infancia lejana, soñando que tenemos, y que conseguiremos lo aun no obtenido, dejándonos llevar de la lenta esperanza, somos niños de nuevo, tardíos y confiados adolescentes buenos, que añoran todo aquello que no vivieron nunca...cómo ahora, querida...siendo polvo de viento...Gracias por venir..

      Eliminar