miércoles, 31 de julio de 2013

CON EL ACENTO EN EL ALMA / Poesía de José Ignacio Restrepo



 REVELACIONES
ANTE EL AMOR Y
ANTE LA MUERTE
 
 
Un brochazo de erótica impaciencia
en la hora que atrapa y no te suelta, 
ese rostro mujer, rostro premura,
que tus locuras causa y restablece
con la tinta deseada por maestros, 
y por ellos otrora desdeñada, 
una huella tenaz, sin rumbo incluso,
alicorada por tu propio aliento,
que llegue igual de intensa a la mañana, 
donde ese tono apagado de su voz,
-esa voz callada del amor-
ante el alba te escriba un manifiesto,
llorando por tu marcha...
 
 Esa sola advertencia hecha de última, 
se agranda ante quien tenga corazón, 
establece otro aire donde sea, 
y ante el pecho revisa el diapazón 
de lo ya contraído como hecho, 
pues en todo el amor que fue vivido, 
tu fuiste ese rasgo malherido 
que se marchó sin un querido adiós...
No dejaste un tiempo en suma dado, 
ni aquello distinguido por ser más, 
la línea de  esa vela que lo acerca, 
al muelle construido allende al mar, 
y en el amoroso tramo del final
cuando sobraba fe y habia suerte...
 
Relumbra tu alma aderezada, 
de prisa por volver a lo entregado, 
tus tallas, tus espejos, tus reflejos, 
tus antípodas alzadas y caídas,
tus vuelos, y tus palabras de amor, 
son tibias noticias de los hechos...
Porque es falible la voz del que ama mucho, 
así como el silencio del que calla, 
cuando el pecho se lanza en su proclama
con el nombre del querido por delante, 
no hay un cobro que a la pérdida respalde, 
ni augurio que ordene algún futuro, 
si no llega a la piel sobre seguro, 
el latido que todo lo levante...
 
Pero tiene futuro la quimera, 
aventajada en mucho por el peso 
de este presente que suena a contrabajo, 
deslucido, falaz, tahur, maltrecho...
reza algún porvenir al futurible 
que acaso renegado salve el brazo, 
con el que vencerá todo lo hecho, 
con el solo pertrecho de su rango, 
azaroso y sutil, orden pondrá, 
en este antro sin nombre o gentillicio, 
el amor juvenil o revejido
que la llame, la nombre, la maldiga,
 ese tiempo que aspiramos y esperamos
donde tu como yo arrastramos sueños, 
nobles, caros, comunes y maltrechos...
 
 
  JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©

6 comentarios:

  1. Complejo y bello canto al alma de mujer que en su complejo manifiesto de amor despierta las pasiones o desencantos, literarios también - y con más mérito y pesadumbre estos - pues los versos dirigidos a la amante pueden cambiar de color como un caleidoscopio en paralela suerte a como cambia su pasión de tono.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...ella vive en mi otro condominio, el de fuertes escaleras y ventanas anchas, no este de fútiles espejos y baldosas rotas, y esperanzas tibias y de adorno...Pero sí, son vecinas, de cualquier modo hacen del camino un recorrido, y del aroma de mis besos, un atajo...para recuperar algo de ritmo con el mozo de cuadra...Gracias Fernando, bella visita..

      Eliminar
  2. ....el Amor y la Muerte...esas dós enormes realidades que todo comandan.... todo comandan y entre si mismos también...casi como comparsas,..son els nos dueños de la vida, son els que deciden, con una cunivencia brutal los como, los cuanto y los cuando, desta unidad pluridimensional que somos nosotros pero que poco o casi nada podemos ante els....
    ...tu Poema me comoveó....te quiero mucho !!!!!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por venir Milú, tu paso sinceramente atado al lenguaje del destino errático, puedo ver claro, como se vé el vuelo de las aves recortando el cielo de ese abril, que nombran sin saber los escritores, como si no hubiera otros meses, otros años...Besos, querida amiga...

      Eliminar
  3. Bellísimo poema, recuerdos de caprichos y de letras , los amores son así pero como dices que tienen futuro las quimeras…… el sortilegio, la vida nos cambia en segundos por eso tenemos que vivir cada segundo y disfrutarlo al máximo, para eso están los sueños que si se cumplen, bellas tus letras querido poeta, un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Disfrutar la visita del vino, la aromada tarde, el remiso silencio, el desengaño, la muerte de un amigo? La tarde se marchó y entre la noche, tu palabra resalta y yo la tomo: no es posible disfrutarlo todo, pero todo nos pone en el camino de la satisfacción por bien saber, por obrar con claridad, incluso si la maña es necesaria...Gracias por bienvenir las letras Loly, tu presencia es siempre grata...

      Eliminar