viernes, 26 de julio de 2013

DOLORES PARTIDOS / Poesía de José Ignacio Restrepo


BUMMM


Tiene trozos de horror
dentro en los ojos,
mientras lee la prensa de Santiago,
pero es la gentil gente del Islam,
no toda,
solamente algunos hoscos,
la que deja en la mano muerto el pan,
y en el plato olvidada la frambuesa...
Él ya sabe pues sirvió años de guerra,
que los ojos y el maldito terrorismo
no se llevan bien si se lo observa,
bomba atada a las manos que lamentan
ver a cientos de humanos estallados,
por servir a causas tan indignas,
para probar a sordos, ciegos, lerdos, mancos,
que se puede dejar igual a medio mundo,
mientras predicas nada y dices hoy,
apretando la tecla de ese cel
que nunca le sirvió
para llamar...
La pizzería en Bombay
con fuerza estalla,
y en la plaza San Marcos se levanta,
una persona de estatura corta
y rasgos de Taipeh para variar,
consonantes erradas, cornucopias,
en la misma herética asonada
para nada probar de lo que somos, 
y mucho menos entender de lo que fuimos,
sí tu te asombras conmigo donde estés,
al otro lado del mundo haciendo siesta,
es lo que todos seremos sí se impacta,
sí otra bomba mezquina todo estalla,
pues la bella y solaz policromía
de la gente corriendo ya al llegar,
se convierte en sangrienta maravilla,
de pedazos tirados en la calle,
no quisieran mirar,
tampoco Dante,
en su infierno pequeño del pasado
esta imagen inmensa de pecado,
en mis labios lo hace recordar...

JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©

2 comentarios:

  1. ....tan dolorosamente verdadero.!!!!....como si puede? incúria? imperdonable! falla de cuidado? imperdonable!...maldad? imperdonable!
    ...lo escenario maldito de inocentes pagando con su sangre y sus vidas por.... porqué, José Ignácio? porqué, Dios mio? adonde estava la Tuya Derecha que no protegeste aquelles que seguian, descuidados, en lo tren de la muerte?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...he estado en tantas partes, mi María....tantos lugares, parece ahora que miro, como si hubiera visitado muchas vidas...Carmen, ella bendecía mis cansancios, los llamaba mis zonas de guerra...Hablas de mi derecha, diestra espada, solo puedo blandirla con mis palabras, mi gran amor por la causa de los hombres, esa llamada amor, que se oye hermoso en cualquier partitura, pasada, presente...futura...

      Eliminar