miércoles, 4 de diciembre de 2013

DE ESA TIERRA SIRIA...DOLOROSA / Poesía de José Ignacio Restrepo



SOLO SOMBRAS 
Y POLVO
 
 
Sentado bajo el alto minarete
esperaba a la muerte,
con la boca pegada a ese cigarro
que desde la lejana adolescencia
acompaña sus horas,
el elegante vacío del capricho
por sacar de adentro el humo suyo,
y dejar un poco dentro el pecho,
para ajustar la idea de seguir
barruntando la métrica compleja
de tan cierto saber
que lleva un viaje,
asestando sus huellas contra el suelo,
vindicando el trajín y la verdad
mientras alza los ojos
y decide otra vez con propiedad,
que muy poco ha crecido,
como todos...
Ve  pasar los ungidos, los capaces,
los más niños que él,
los que sabrán
dar con lujo solución a los asuntos
que todos llaman problemas
pero él no,
carretillas atadas a dos brazos,
alborozos planeando
convertirse,
en besos, y caricias, sexo acaso,
si encuentran una guarida ante las bombas,
de este sitio que fuera altar de dioses,
y hoy es teatro de fiebre y de peleas...
Ve pasar a una del pasado,
la urge con la piel y la mirada,
para que corra y se meta entre paredes,
pasa un bello legionario sonriendo,
que aún cree en la diatriba de la guerra,
ve la garza que vuela,
a un lobo hermoso,
una gran formación de golondrinas,
ha caído la bomba, perdonadlos,
su alma se levanta, lava el polvo,
regurgita las penas hechas lodo...

34 los muertos liberados,
las casas que cayeron saben ya
que sus cuerpos no podrán 
ser encontrados...
 
 
 JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©

0 comentarios:

Publicar un comentario