lunes, 15 de septiembre de 2014

SUELEN SER LOS LUNES / Poesía de José Ignacio Restrepo


PANDEMONIO


Y se callan las cosas,
porque mustia apagamos la teve,
y les damos la espalda fatigada
a los temas del mes
y a los del día,
nos marchamos sin más para la cama
con el alma de chal,
cariacontecida,
o llorada sin más,
encalambrada,
atrincherada por todo lo que infame
trajo desde el afuera la jornada...
Ya en la cama,
justo antes de orar,
de la forma madura que lo hacemos,
procurándole a lo diario el docto olvido
que debiera no más traer el sueño,
de la almohada y del pecho
nos cogemos,
mientras miramos quietos la ventana,
- esto no puede ser -
 - no está tan mal -
las cosas que miramos hace rato,
pero si,
si están mal y hasta peor,
amos son de la muerte los que tienen
a la ley tomada por el cuello,
y ese cuerpo universal de los gendarmes
que les sirve de peña
a los banqueros,
no para de atacar a los sin casa,
mientras estos se ríen en sus juntas
sacando denarios mal contados
para hacer sus guerras cuasiformes,
y los niños de acá y de no sé dónde
llorando ante vacías bibliotecas,
con sus pies
que tuvieron ya zapatos,
pero ellos no lo recuerdan...

Revisemos la historia,
sin consignas,
nunca estuvo tan denso el aire limpio,
ni fue de todas formas tan mezquino
el presente en su propio desatino,
al igual que se ve harto difícil,
refundar lo que hoy aún no tenemos
con eso que nos cabe entre la mano,
los valores, 
que se llaman aún humanos,
hasta cuando,
no sé,
no me preguntes,
sobre aquello que a mi me hace llorar
apuestas no recibo...
nada más...

JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©

4 comentarios:

  1. había que decirlo, pues más que poema,
    el canto de un drama en el que nos toca actuar
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...legales tus palabras, algo de azúcar en la boca hay que tener mientras vamos contando el infortunio...Tú la trajiste, Omar...gracias por venir...

      Eliminar
  2. el drama de la vida a veces solo es una mala comedia,... un abrazo poeta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...obligados a mirar desde la fila, ese palco sin dioses ni deriva, gracias, mujer de inmensos ojos, azules y tiernos, llorados a veces...Gracias Anabel...

      Eliminar