miércoles, 29 de octubre de 2014

ESAS PIEDRAS QUE HABLAN / Poesía de José Ignacio Restrepo



PLAÑIDERAS


Esas lápidas nuevas que ya sangran...
Pareciera que llevaran desgarrados
sobre el mármol
diez mil dolores viejos,
atávicas dulzuras malogradas,
cencerros que algún cuello cercenado,
que justo hoy a las doce se da cuenta
que ya no tiene cuerpo,
larga espalda,
pestaña que le tiembla, pierna izquierda,
y mira para arriba sin pensar
qué va a pasar en solo diez minutos,
cuando se parta solo el campanario
y resbale por los muros agraviados,
desnudo sin su único sudario,
que se espantó temprano
de ese patio,
donde la angustia tiene el tendedero,
y donde ayer cayó un negro lucero...
Esos negros augurios son tan lisos
como esa superficie ya lajeada,
al oído rencor 
ya nada dicen,
pero el viento les pasa por encima
y el mármol cree bien que son caricias...
la verdad son los pasos de los muertos
que van a reclamar sus nuevos nombres,
antes de que se mueran sus sutiles,
acampanadas búsquedas de miopes...
Guerras de diez en diez,
tropeles anchos,
torpedos que se abalanzan en los ranchos,
fronteras que estudian nuevas explosiones,
para que murgas ardan e infelices,
piensen como pagar más meretrices
que esculquen a la parca en los calzones...
Y vienen al cementerio cada día
esas ávidas, largas al llorar,
se pelean el puesto de la esquina
pues desde allí miran como llega
 el dolor reclamado como breve
y ese canto eterno de la plebe,
es secreto que se hagan admirar
por su llorar largo y sostenido,
y por esa mítica forma de dolerse
que graba entre la memoria portentosa
feos apodos de uno a uno los mil nombres
esos que por otros se marcharon
equivocados o no
botando sangre,
y los tristes, que amparados ya no están
pues se fueron caminando para atrás
repartiendo sus mal idos rencores...

JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©


2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Un verdadero placer verte caminando por estos viejos andamios, querido amigo...abrazos!

      Eliminar