domingo, 23 de noviembre de 2014

TANTO USTED COMO YO / Poesía de José Ignacio Restrepo



...TIEMPO


Colocarse una medalla inmerecida
hecha de paja vieja,
anudada a un broquel con suave pita,
luego
tomarse una foto
que haga de justo altar a la memoria,
que por este último tiempo
no suele ser definida
por su nombre,
y necesita apoyos,
sombras,
ecos,
sobre aquello que ha pasado,
para que luego sepamos sin errar
qué fue lo que ocurrió, 
a qué este galardón, 
qué fue lo que no hice
para cargar hoy
con este fundamento...

Un hombre de mal genio
mira el reloj colgado
alto del muro...
Se para de su silla
a pesar de la fila de personas
que hay del lado de allá
de una transparente ventanilla...
Aquí se paga impuestos, 
nadie regala un minuto de su tiempo,
no mira a las personas,
ellas vienen
y van,
él lleva premios ganados
por no recordar uno solo de los rostros
de estos que traen su dinero
para aceitar los resortes del Estado
a sabiendas
que aquí comienza el robo,
justa y libremente
en esta ventanilla empieza todo,
que no lleva el aviso
TAQUILLA PARA EL JUSTO LATROCINIO..
El producto pasa por sus manos,
asi por tantos años,  casi veinte...
La fila se disgrega,
a las dos simplemente volverán
tras la hora de almuerzo...
Cruza todo el pasillo,
mirando sin mirar este lugar
tan feo,
tan gris,
nunca hubo en este sitio
un armisticio, 
solo quiebras a plazos,
dinero que cambiar de manos...

La puerta,
a él le suenan las tripas,
comerá pescado con tortillas, 
acaso tome vino
aunque después le de un poco de sueño, 
aún lleva los oídos de no oír, 
las manos cobrizas de robar,
olvida
que debe bien mirar
para seguro
cruzar de acera a acera...
El auto
simplemente
lo
levanta,
alguien conduce bronco
para llegar con tiempo
a dar su pago,
hoy es último día, 
mañana ya tiene un vil recargo.

Funcionario, 
sangre en la camisa,
ojos mirando el cielo
quietos, parcos,
tiene en si un galardón inmerecido
que ha llegado de premio
antes de tiempo...


JOSÉ IGNACIO RESTREPO
Copyright

0 comentarios:

Publicar un comentario