viernes, 7 de noviembre de 2014

¿QUÉ ÉPOCA ES ÉSTA? / Poesía de José Ignacio Restrepo



SE CAE

A la ventana pegado
con mis ojos que se salen,
mientras vuelan cerca piedras
y se parten los cristales...
El retrasado tic avisa en mi ojo 
que el velo aqui simplemente se me cae 
y que ya estoy cansado de mirar
mientras ellos están hartos
hace tiempo,
sin sustento no tienen dónde ir,
y yo tampoco tengo
que defender de la mitad de lo mirado, 
la mitad del sentido se me escapa, 
del brazo del saber está el querer,
y es un querer que mata
con su añejo e inquieto quehacer 
de mirarme y al mismo tiempo ver, 
lo que pasa 
del otro lado de la calle...
Escribe, portavoz, me dice el alma,
el pecho que palpita en cada línea 
le dice al resto de mi,
están volando allá piedras calizas, 
con un solo diamante alcanzaría
para saldar las deudas de la piel,
y estas palabras mías nada compran
podrían irse ahora mismo
a la letrina....
Mientras vibra el párpado mojado, 
las lágrimas de pan, de sal, de heno, 
mojándome la mesa, los escritos,
metiéndose debajo de este vidrio
donde tengo las fotos de lo amado,
las fotos de lo ido y lo gozado,
simplemente se caen sin consuelo, 
y me devuelvo al vidrio,
la pelea,
han soltado a la fea antimotín...
Apago el aparato, voy al closet,
tengo lista la bolsa con mis piedras,
saco además la fría cauchera
que conoce de antes
esos templados vidrios de los coches,
me pongo mi filial pasamontañas,
y me tiro a la calle,
de una vez...
el que cursa hoy, 
protagonista, 
de cuyo nombre y fe todo lo ignoro,
un cualquiera, acaso algún maestro,
un padre de familia, un boticario,
un hombre al que le han quitado todo
ha caído a mis pies allí en la acera
 desangrándose, con el rostro roto...
el asfalto no es lugar para morir...
le disparó con pulso un policía, 
por gritar a favor de los dejados, 
por pretender decir, 
al gobierno que hacer con los parados...
 sin vida me miraba desde, allí,
recuerdo bien ahora que esto escribo,
mientras el tic de mi ojo
permanece,
y yo me siento ciego, mudo, cojo...
aún cuento los golpes
que me dieron,
y nunca supe quién
eso es lo ruin...


JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©

0 comentarios:

Publicar un comentario