lunes, 5 de marzo de 2012

ENSAMBLADOS... / Poesía de José Ignacio Restrepo

ROJO


En los bordes del ayer perdido,
ese que tiene un nombre de mujer 
y la tragedia por ociosa y por vecina,
debo dejar migajas de tu pan, 
amiga,
para poder cantar a mi regreso
tu nombre ya olvidado,
ese que alegra la cocina
de mis cien manifiestos,
de mis cosechas de trigo algo quemado,
de la alfalfa que doy a los caballos
que has montado de noche,
mis letras tienen el sabor de tu ponche
y el tinte del anís de enero,
y mis historias van y luego vuelven
hasta la raíz de tu ya largo pelo...

No siempre fue así,
lo reconozco,
tuvo fin tantas veces sin motivo
y mis ojos de buey te dieron miedo,
tanto, 
soy un individuo que del horno
saca fuerza para vivir su tedio,
rememoras,
y no está lejos ese pardo y basto,
lo tienes a tu lado,
en tu centro adornado,
en mi mitad,
justo ahora lo atizas con vehemencia
de la boca a tu centro te lo llevas,
buscando que reviva a toda costa
para insuflar oxígeno
a tu vera... 

JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©

2 comentarios:

  1. Perdona mi licencia exegética, pero hago mío todo este poema; rojo es el jaspe que de mi cuello cuelga, rojo el color de mi signo del zodiaco, rojo el color de mi pelo ya largo. Rojo es el tatuaje que dejaron unos versos en mi alma, a fuego, que también es rojo como cada uno de aquellos incendios donde morir era lo demos si el renacer postrero guardaba todos mis tesoros, esos que envuelvo en lino para que no los degrade el tiempo, sueños que marcan el norte en la brújula de mi quimera, este poema es de los que se quedan, en rojo... besos del color adecuado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que era para ti, valga la pena decirlo...O para el sino que inconsútil nos gobierna...Efemérides del alma, que a veces va cantando sus ardores, prestados, soñados o temidos, ya son propios...como el goce raudo de tenerte cerca, mi querida amiga, amante de la fe y la poesía...Abrazos...!!

      Eliminar