sábado, 30 de noviembre de 2013

EN TIERRA DE NADIE / Poesía de José Ignacio Restrepo


PRIMERA HUELLA,
OTRA VEZ


Primera huella en tu playa,
tierra de nadie con mar,
puesta de bruces con sed
que me ha estado esperando,
con preguntas de pasadas dinastías
abriendo a borbotones su tinaja,
sabiendo, si, que yo soy solo boca,
solo ojos,
 y que ésta que ves,
la última de muchas,
es apenas la niña  del camino que queda...

Ostias recibe y deja a mano abierta,
contra mounstruos brocados en el aire,
no ayuda mal saber lo concebido
como ciencia de piel y de escrutinio,
y lo que el viento me dice es experiencia,
yo lo llevo en la alforja del olvido,
y por eso me asemejo en mi destino
a esa novedad simple y diciente
que aboga por retar a cada aurora,
con dictámenes de hacer y de medir,
que lo traen a tierras sin un mapa,
como cuando ese ciego fiel camina
arribando al paso que lo espera
que de atrás era el mismo que animaba,
la noción de ganar una derrota,
premios parecidos a los dados
por la vida que yerra sobre mi,
que no sabe que orada sobre el niño,
que aún soy
a pesar de lo escrito en la memoria...


JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©

2 comentarios:

  1. ...que apenas soy la niña...que el camino sigue igual, hacía delante, que no son piedras lo que encontraremos esta vez en el camino, serán gigantes dibujados en la mente, a los cuales habremos de derrotar, que estas letras no fenezcan, que sea hoy un principio, y mañana un continua, abrazos escritor...!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como lo dices bien, querida Silvia, sopladas por los labios de algún ángel, palabras que recuerdan el modo de seguir aún siendo niños... Mil abrazos!

      Eliminar