domingo, 10 de julio de 2011

UN DIA DESPUES…


CANTO DE FE

images

No puedo verte señor
tumbado con dolor ahí sobre el suelo,
no puedo imaginarte señor mío
con el dolor de tu sangre enarbolada
afuera de tu ser cual frigio trapo
sin que quisieras marcharte adiós diciendo,
enfrentándote a la muerte encapuchada,
sin el pavor que le tenemos todos
porque tu sólo temías alma grande
a la quietud, a la mentira, a la razón injusta,
y de esos hijos malditos no tuviste,
pues nos tuviste a todos fiel cantante,
como aliados de carne y fundamento,
con sed de tu filosofía, seguidores ,
y de tu voz quejosa pero sabia,
propositiva y amplia escuchadores
sorprendidos por siempre acá y allí,
en flagrancia amorosa con tu risa
de lo que imaginaste habitadores
de tu patria grande sin fronteras
que no tendrá ni  amos ni señores

¡Ay,
Facundo Cabral
te fuiste antes!
de poderte invitar al mundo libre
que merecías ver hallado y sabio,
de voluntades y seres pacifistas,
cuidadores de cielos y de tierras
para no hacerse dueños ni sembrar
en su propio apellido el verbo mío,
sino más bien mil fronteras derribar
y al verbo amar asomarnos para siempre ,
de una forma central y no aparente,
como siempre cantaste, consejero,
como siempre invitaste sugerente,
ante pueblos amables, lisonjeros,
que de siempre entendieron
el favor rutilante de tu sino,
que tu alma cantante razonaba,
pensando tanto en hoy como en mañana,
respetando la historia,
comprendiendo,
sin querer repetir el sufrimiento
que ya estando entendido debe irse
no como te nos vas tú, fiel maestro,
volando en cuerpo grande,
y ascendido,
como ángel del cronos
que venció la maldad, la incongruencia
y jamás se cansó de ir a enseñar,
sin ser de aquí o allá, como se debe,
que es tan posible amar como olvidarse
de las viejas ofensas del destino,
hasta a aquel que te daña, forajido,
incluso al que se mete con tu entraña,
o el que te quita el pan que te alimenta
y te niega la fuerza que te roba,
cuando paga innoblemente tu salario
o te usa, o te acosa, o te maltrata,
maestro que te vas canta muy fuerte
en nuestras almas ya venciste
hasta a la muerte…

JOSÉ IGNACIO RESTREPO Copyright ©
• Reservados todos los derechos de autor

4 comentarios:

  1. Que pena,ya no de el poeta que llego al final del camino,¡que pena la que nos queda a nosotros que seguimos rumiando la rabia contenía,que mis venas se abren ante tanta maldad y tanta hambre de de honradez,siento impotencia salen de mi mi peores instintos y eso da pena amigo,mucha pena¡ adiós poeta del mundo o mejor ¡hasta pronto!

    ResponderEliminar
  2. Cuando alzamos la voz duerme la pena, amiga... Con los brazos en alto asaltemos la vida, vivamos plenamente, nunca mintamos los sentimientos, alabemos sin tregua la bondad de la vida cuidando la naturaleza, retomando diariamente nuestros sueños...Gracias Mayte, por tus palabras que diariamente le dan aliento a los míos...

    ResponderEliminar
  3. Dolor al dolor añadido... solo por eso no pude llegar antes, fueron más de una las víctimas ese día, más de un solo lugar los elegidos, sólo eso poeta amado, una muerte me alejaría de venir a honrar tus letras, como puedo que no alcanza como merecen... bien sentido tu canto al bello libertario de mas bello canto...

    ResponderEliminar
  4. y tu plástica dádiva explicada es la augusta morada de su canto, que perplejo se queda sin el cuerpo, sin la miel que de su boca obrara, tanta transformación de vuelo de almas abiertas a dejarse transformar, por su lenguaje amado que no se ha de marchar...Por tu bien, las gracias, por tu gracia arde mi bien, esta otra vez Europa amada...

    ResponderEliminar