sábado, 24 de noviembre de 2012

CIUDADELA EN VENTA, MI ALMA.../ Poesía de José Ignacio Restrepo

EN LA CAMA


Merezco fuego tener
tras de mis ojos,
de alabastro tentar almas gemelas,
entre mirras yacer,
que te conduelas,
cuando abro mis luces encerradas
como naves de alas desplegadas
ojos gitanos van sobre mi cama
cada que del azul llevo alimento,
otra piel,
otro halago,
otro lamento,
yo lo coloco al dente
allí en la mesa,
de mi sed, lo convierto en mi suplente,
lo hago telonero en mi teatro,
y ante él represento mis astucias,
 luego ardo
como rupestre aquí pintado
claraboyas que abren mar y cielo,
dueño de cuevas dignas en sus dientes,
me vuelvo voceador en veinte lenguas
de credos y ranuras espirituales,
les hablo con mi presente de pasados
para darle a los valientes ron vedado
y llamar a las huestes heroínas,
entre cada palabra que en esgrima
pule con mil espinas contrafuertes
y a mi me hace centro  acaudalado
entregándome aladas procesiones
de amigas y de amigos,
corazones...

Merezco trasnochar ensortijado,
entre planes de otros
medio erguido,
caminando pie de montes de recuerdos
de la mano de amables extranjeros
que me llevan dictando a conocer,
lo que hicieron
y dejaron por hacer...
Suelo dar empujones con mi alma
a princesas que ignoran su nobleza,
me llevan a comer sobre la mesa
sin cubiertos su rico plato frío,
y alcanzan de mi vino unas goteras
para untarlo en perfume
sobre el alma,
ah,
escancia ese baluarte de mis ansias
sobre sus alas rotas a la espalda
y arde,
como arde,
allí la vida,
que en procesión reparan mis palabras
sin que amable lo sepa mi silencio
que duerme en un gentil lamento rancio
por tener forastero el corazón
y pasos dedicados de poeta
que habitan en los ojos, los oídos, 
las paces de los otros y sus guerras,
los crímenes,
milagros y extravíos,
que me causan cansancio a domicilio,
y me abren a sueños no soñados
paradigmas de sol,
en mis miradas,
en mis manos letradas y confesas
cuerpos arados, caídas fortalezas...

JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©





2 comentarios:

  1. José, no se, no puedo comentar...cuando la emoción,sobrepasa...gracias!!!muchas gracias!!!
    un abrazo,interminable
    lidia,simplemente,amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...tu pulgar en mi frente bautiza con cada tibia palabra, mi función, si cada silencio o prisa diera fruto...como esta canción, que tiene al viento, a vos, al poeta, como tono, a la viola y al saxo que se queja, por no tener bar, ni quien los toque...Ah, mujer, si supieras cuántas lágrimas perplejas, me salen por los ojos...Agradecido por tu encantador comentario....

      Eliminar