martes, 13 de noviembre de 2012

DESDE EL ESTÓMAGO... / Poesía de José Ignacio Restrepo



SENDERO




Renta la que elucubra por mi bien,
que es dinero mojado y seca bien
las ponderadas, las neutras, las causadas,
las renegadas ayer hoy olvidadas
necesidades con su cara de ser
lo que nos da sentido a la existencia
con su elocuencia muda y su vejez,
atornillada a la silla de la estancia
las manos los ojos y los pies,
ven pasando la vida acomodada,
mientras crece el miedo aquí en la piel,
de volverse pobre, de la calle
paupérrimo, sin blanca para hacer,
lo mínimo que mueve el intestino
o sea comer y des comer...

Apostrofes de mudo estas palabras
que dejo hoy regadas sin cuidado,
no debemos temer por lo no dado
mientras a manos llenas sin saber
tiramos lo prestado,
esa sabia consigna ya olvidada
que me dieron mis padres una vez,
debiera ser la praxis de la vida,
que cuidar una flor es tan sencillo
como cuidar los propios pensamientos
y esto debería ser igual
a cuidar lo pensado por los otros,
conversando,causando, entretenidos,
la plática de voces sin olvido,
las manos atajando el tiempo
para lograr entre todos un momento,
uno más, pleno de decoro
que nos deje vivir otra ocasión
del alma aventajados
a la acción...


JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©

2 comentarios:

  1. Audaz en verbo y entonacion...acomodados.. dinamicos o serenos para seguir existiendo profanando lo callado y su silencio..Restrepo..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...Cuánto tiempo, Gricel, que bello en mi cuello apasionado, el paso estilizado de tu aliento, el universo tarda pero llega, sigo oyendo en mi letargo tus diez huellas...Abrazos mademoiselle...gracias por venir...

      Eliminar