jueves, 1 de agosto de 2013

SE NECESITA TANTO OÍR PARA VER / Poesía de José Ignacio Restrepo


CURRÍCULO DE FERIA


Paréntesis amables reclutamos
en nuestras arduas búsquedas ingratas,
para mirar sonrientes sin antojos,
a esas guerras pequeñas bien ganadas,
veinte años sin fumar
que no son pocos,
las bicicletas que son mis utensilios
más cuidados
después de mis dos ojos,
un amor que resiste esta intemperie
de días y de noches sin un mapa,
tras años de estocadas sin peligro
y salvatajes de amor con largos besos,
huellas que se distinguen sin esfuerzo
en la región de los no, 
tan bien poblada,
como el bosque de mis si,cuyo follaje
verde, casto, al viento tiene fama
entre otros conocidos, relatados,
de obrar cual buen unguento,
sobre todo si se extiende con cuidado
en las zonas partidas o dañadas
por meses o hasta años
de quebrantos...
Otra cosa dirán mis personajes,
cuando interrogo en esas largas noches
su quehacer  parejo con el mío,
sabrán por boca de ellos que soy cruel,
que los someto a ires y venires
sin explicar razones o porqués,
que les dejo tirados en mitad
de desiertos, y batallas ya perdidas,
y me juego mi ira
en dos doblones,
sin primero advertirles, protegerles,
ignorando que tienen prole, padres,
una historia que deben acatar,
tan distintos de mi que soy corsario,
de barcos sin bandera que se hundieron,
lo sabrán de sus bocas,
será cierto,
después de este paréntesis sabrán
si se casan con el vino o con el pan,
y leerán sin más desde mi voz
cómo fue la batalla,
y si no,
cuántos vivieron con heridas de muerte,
que la muerte al final
no se llevó...

JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©

6 comentarios:

  1. Atento y prolijo, sería el intento de el trabajo ingrato que nos lleva, a abrir queriendo regalar historia, y logrando quebrar cristales sentimientos...
    Pero que no, ya no es de uno, así sin más, la historia mana de nuestro tuétano, pero se amasa y amalgama en el estómago, el alma y el cerebro del que leyendo, se hace dueño.
    Ni modo, que ya volada la pluma, no la detiene ni la devuelve el viento...
    Verdades, innegables, mi poeta, que llueven compartiendo cielo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni más ni menos, Vane, cabriolas insesantes de la pluma, que se ennegrece para ver volar sus signos impacientes bajo cielo, en la estepa blanca de la hoja, que todo lo revela a su pesar...Gracias por venir, amiga querida...

      Eliminar
  2. ....nada en ti és pequeño, José Ignácio !!!...
    .....la tuya resonância a este CURRICULO DE FERIA, acende y apaga, vibra de vida y color en este Poema, como si fueran los anoncios de néon de la calle de una grande capital....
    ....ali, adonde, en tus descriciones , las frases brillan como estrellitas desobedientes, en cualquier acto, en cualquier piensamiento todo se desarrola como un destino, como sina, como escapulario de baptizados, hecho de hilos, en que cada uno, séa de lino, séa de cetin,séa de terciopelo, séa de algodón o de arpillera.... todos se enredan como la hiedra en un único tejido bordado por mano infinitamiente dulce y sapiente, como replica de tus sentires y lo tesoro del obra que sale de tu alma abenzoada....
    ....todo lo que está pierto, me parece lejjos y, sobretodo lo que está tan lejjos me parece tan pierto....
    ....siempre mi alma ecoa con tu grave y exquisita Poesia !!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y me es claro, hace tanto tiempo - o tan poco, si lo miro en mi propio reloj de creador incesante - que tengo en tí a una fiel seguidora, a una defensora obligada de mi estilo, de mi aventura personal e iconoclasta, y lo agradezco tanto...Quisiera tanto para ti, María, todo lo mío, de mis letras, de mis historias, lo quisiera tener ahora mismo, para que lo tuvieran también, en tus benditas manos...Un beso...

      Eliminar
  3. El poeta , escribe lo que siente , no puede tener barrera alguna para su pluma. Y , el que lee su poesía debe tener la capacidad de leer la belleza de sus letras , sin involucrar el alma , solo ver la estética de la obra.Pero , a veces no todos tienen esa capacidad , en mi caso , cuando leo , me parece meterme en el alma y en el corazón del que escribe , convirtiéndolo en humano , no en poeta , su profesión. Y pasa que cuando una poesía te pega tan fuerte al alma , es imposible separar al hombre o mujer del sentir de su obra, es allí en donde caigo en la trampa , y nunca sé como separar al uno de lo otro. Mas aún cuando por cosas de la vida , tu piel te ha dejado , se ha ido y te ha dejado en carne viva , el embate es fuerte. Pero como esta gran poesía lo dice , se deben tocar todos los temas de la manera en que lo sientas.Mientras tanto , trataré de comprender mirando como voy desapareciendo lentamente de esta realidad. ¡¡¡POESÍAS MÁGICAS , LAS TUYAS POETA , PEGAN FUERTE Y NO SE VUELVE DEL DOLOR!!!. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es mágico el pasar del tiempo, dejar libres los hechos y las cosas, y a nuestro alrededor hacer del viaje en globo, el regalo más que suficiente, es también ese logro trabajado, el saber y su ciencia, obsequio dilatado del vivir cuantioso...Venimos a leer la vida, como se leen las letras que nos llegan de ese querido y alejado, que conocemos por lo que él regala, yo, que no soy más que un puente hacia la cúspide, un ratón con mensaje, un halcón que se cansó de los ultrajes, y no quiso él también menoscabar, las bases de su puente, el ontológico principio de su pequeño telar...Mira los hilos, las letras, Toti, como pájaros pequeños vuelan y sangran, pero te dejan todo mientras ello ocurre...Gracias fecundas, las nuestras, por aún tener este jardín florido, donde aprendemos, crecemos, nos preparamos para ensemillar el universo...

      Eliminar