martes, 8 de octubre de 2013

CON LA PIEL DESOLLADA CUAL BITÁCORA / Poesía de José Ignacio Restrepo


EL VIAJANTE


Casi de mano en mano te lo digo,
voy reclamando tardes ya perdidas,
noches de conmoción y adoloridas
que el tiempo y la voluntad ya repararon,
cortos y feos han sido mis resabios,
de carnales motivos y golosos
por ser originados en lo oscuro,
en los cuerpos felices pasajeros
de esos seres que hablaron del futuro,
en parte por el sínodo destino
y todas esas veces por la piel,
que tendida y mirando mis augurios
parecían más serpientes que mujer...
Cuando cito sus nombres cual decano
que lleva bellos hijos de la mano,
en los ojos de la que amo veo dagas
y piedras combativas en sus labios,
ella deja disertando a mis recuerdos
y aduce que será bello el poema,
no sabe que las llevo como emblema,
de todos los caminos que he vivido,
me cubro sin su amor como un cadáver
que a libertad se mueve por sus lares,
y fiel cuando regreso la poseo,
y le digo presente, no te atrases,
a vos que estás aquí todo te debo,
lo que vés sollozante y pensativo
es más un monumento itinerante,
ya más tuyo mi amor
que solo mío...
 

JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©

0 comentarios:

Publicar un comentario