sábado, 28 de mayo de 2011

DE UN HOMBRE CORRIENTE…PARA OTRO


ESTATUTO


A esa hora su labor es mirar por la ventana,
dejar ir a los ojos por la blanca baranda,
desleír los favores de las hojas,
que acarician con su vuelo al mundo
sin que a él le interese,
sin que árbol alguno las defienda
por marcharse en su danza
como  cualquiera cuyo destino es errabundo…
A esta hora,
es un hombre común asomado a la ventana,
desertado de temas caprichosos
de asolaciones sacras, repetidas
que pretendieran explicar el mundo,
de sus ojos tan claros ancha emerge
la certidumbre genial que ya lo llena
de que es verdad que él no sabe nada,
y esa sincera postura
que despertara con él alguna vez
adueñada del todo de su cama,
no se marchó,
no quiso nunca irse,
y él la dejó a lo último quedarse,
apoderarse de todo lo que había,
y lo que aun no era allí llegó,
porque ella nada más lo permitía,
la dueña de su vida ella se hizo,
esa seria certidumbre como llama
en las noches apenas alumbraba
pero su llama cierta,
ni ante el viento crecido o la tormenta
pierde su fuerza o sin virtud se apaga…

A esta hora,
en que un hombre corriente como él
se percata nuevamente que está vivo
lo acomete la duda aunque pequeña
por lo que pudo ser otro destino…
Eso llamado recuerdo no vivido,
que tiene rostro de mujer agradecida
pero profundamente triste en su sonrisa
deja caer el velo que la cubre,
y anuncia antes de parecer mortaja
que cualquier sentimiento semejante,
es mezquino y rival casi invisible,
es inútil pretender cualquier pelea,
será escenario falaz,  farsa aparente,
invento de dos pesos,
jacaranda de muertes,
y no es tarea que tenga algún ribete,
el presente es un impávido escenario,
que te muestra la ocurrencia de la guerra
incluso la de hacerse a ver las hojas
que caen sobre el suelo sin remedio…

Y otro estatuto que aun no fue nombrado,
ese de ser el sólo monumento
sobre el cual prender las evidencias
de lo vivido y forjado,
ha de seguirse a punto de la letra,
para llegar así al día postrero,
sin lamentar ni acaso una jornada,
que borlas de color y rasgaduras,
amainen vientos juntas tu figura,
que llegada hasta al final y sin usura,
gastado el fin de tu tiempo,
dejar caer el reloj junto a lo otro
como a cualquier artificio vuelto inútil
para llegar completo hasta ese instante,
sin el menor atributo para darle
como cambio a la muerte,
para intentar convencerla allí otra vez,
de que sola se marche
y te deje otro día
aunque el reloj ya no ande
ni un minuto hacia atrás
o hacia adelante

JOSÉ IGNACIO RESTREPO Copyright ©
• Reservados todos los derechos de autor

16 comentarios:

  1. Puedo imaginar al mismo Sócrates elaborando desde la misma perplejidad su máxima, con la misma templaza y elocuencia, menos belleza porque no era como tú poeta... lo veo allí en la litera de su celda, imaginando si algún día el más grande poeta contaría de su íntima vivencia, llegó ese día... qué grande eres Restrepo!

    ResponderEliminar
  2. Magistral Amigo Josè Ignacio. Dentro del contexto, veo un regurgitar de experiencias insípidas ponderadas al tenor de una frustrante vivencia. Y en retrospectiva, de manera ilusa, se pretende cambiar el curso de la historia, cuando en vez de saborear una gloria, se resigna a la reminiscencias de escorias. Gracias por tu afable deferencia y una vez màs, loor a tus impecables letras. Abrazos por siempre.

    ResponderEliminar
  3. Nada retrocede ni se para, ni en el hombre corriente ni en el extraordinario porque ¿quien es extraordinario a la hora de lamentar lo que no pudo hacer, aquello que no completó, en resumen...su propio fracaso. No no hay más que eso...la simple vida, con los simples errores...reiteradas vulgaridades de seres con un final en una parada concreta...corrientes o no, sencillamente mortales. Gracias Milord

    ResponderEliminar
  4. Saber Europa, aliada de mis horas brillantes, de comunes instantes en brillos y candor bautizados, que esa mirada a babor desde ese barco común que navega las horas poliglotas del dia, se sostiene en algún punto inconsecuente donde reflejos de un ser en construcción a tus ojos sin m'as, se te devuelven...Solo eso, reflejos y un mar que esta allí a la espera...Que bueno sentiste cerca, Carmen...!!

    ResponderEliminar
  5. Más no solo de aquello que quemado, deja marcado de negro la senda del dia y de las horas, sino también de lo bello y lo querido, aquello de lo que cuesta desprenderse cuando se va la juventud y ya hasta caminar es sacrificio... Una ventana que muestre en lontananza el destino de ser en ese de saberse, de haber sido... Gracias Fabius, por hacerte asiduo, es gran estimulo!!!

    ResponderEliminar
  6. Si, Mabel, sencillamente mortales cuyos males son todos conocidos, pero se hacen misteriosos a los ojos y el alma de muchos que en su noble intento, ni hallan el sentido ni teniendo respetan el curso que a seguir invita. Todo dolor es marca que en la mano, cual gitano designio fuero diera para el bien decidir o el aguantar, si un error infelices nos hiciera, o mil... Gracias por llegar, ya te siento de aquí y me da gusto que te guste a ti...!!

    ResponderEliminar
  7. Historia y poesía entera de aquel hombre nada común. Gracia José

    ResponderEliminar
  8. Hay momentos, instantes a lo largo de un día que dejas de lado lo que "debe" ser hecho para no convertir tu vida en una rutina, hay personas que prefieren convertirse en simples "espectadores" otros en protagonistas, no deberíamos por tanto ser tan juzgadores, críticos o condenadores de sus actos, ni tampoco analizar tanto lo que al parecer para "algunos" serían "estatutos" casi banales..... ni mucho menos pensar que aquellos que lo hacen tienen una vida vacía o que usan las herramientas a su alcance para tenerlas de simples excusas para una "mejor vida", yo simplemente diría que son personas adultas usando y haciendo de su tiempo lo que mejor estiman, manteniendo la armonía en sus vidas sin perjuicios de ninguna índole. Lástima por aquellos que están en el y al mísmo tiempo en "aquella" herramienta tan criticada pero que prefieren analizar la situación mientras se ocultan y viven al rítmo de los otros, con la única gran diferencia que los "otros" disfrutan de los "estatutos", mientras que el que está oculto, pierde el tiempo en análisis y conjeturas que solo traen a su vida más soledad y pesadumbrez con ese pobre y egoista parecer!!! Espero estar a la altura de tus letras, madurez e intelectualidad en la interpretación y comentario que por lo demás es mi humilde contribución a tan excelsas letras. Gracias por la etiqueta, saludos!!!!

    ResponderEliminar
  9. Agradecido de tu presencia Patricio, la que ennoblece este lugar de ecos musicales paseando entre éteres de historias perplejas...Abrazos..

    ResponderEliminar
  10. Muy apreciada reflexión profunda y personal, en cuya altura se aleja la severidad y surge la pluralidad de posibilidades, entre la apariencia y la realidad... Gracias Marce, por llegar a esta tu casa...

    ResponderEliminar
  11. dijera Manrique, la muerte nos iguala, todos llevamos nuestra cruz, la cuál no puede ser desplazada , nunca a nadie, con nuestros "si yo hubiera"debemos de marcharnos, grandes y pequeños...por eso es mejor no acumularlos...ABRAZO.

    ResponderEliminar
  12. sin el menor atributo para darle
    como cambio a la muerte,
    para intentar convencerla allí otra vez,
    de que sola se marche
    y te deje otro día
    aunque el reloj ya no ande
    ni un minuto hacia atrás
    o hacia adelante....
    Ese último pasaje me remató el llanto que empezó a manar en el segundo o tercer verso....Que pena ser gente corriente, pero que delicia poder serlo...para no sufrir hasta por un suspiro que a veces es difícil de entender para la gente corriente...Dicen que todos somos especiales...Yo creo que todos nacemos especiales, y que la vida que vivimos refuerza esa manera de nacer, o la borra...Tu eres un ser muy especial,que hace que quien te lee se sienta tan especial como tú. Gracias.

    ResponderEliminar
  13. Has de tu visita al dentista un momento inolvidable, regala sonrisas como el viento regala caricias...El comentario ganador en algún dispensario del gobierno, que una vez visité en un pueblo, por motivo de un trabajo...Ah, CJ, el aviso no llevaba tu foto pero le era menester, con tu letra cualquiera se deja convencer..Me convenzo de todo, CJ...¿Cómo será tu voz?

    ResponderEliminar
  14. Oportuna tu visita y más tu letra Silvia, que no hay en el hubiera mayor cosa que el dejar ser a la fuente una cuneta para servir a los pájaros de piscina y a los soñadores alcancía inolvidable de monedas halladas y perdidas...gracias por llegarle amiga...

    ResponderEliminar
  15. Gracias Idelys... Esta es también tu casa...!

    ResponderEliminar