lunes, 16 de mayo de 2011

EN MEDIA NOCHE SOMOS TODO...


ECLIPSADOS


Son esos mutuos acuerdos
nacidos sin el cómo y sin el dónde,
cuando sólo como en puente de peatones
surgió en algún momento el suave qué,
solidario invitado de los solos
para que encuentren algo
de entre el todo,
en el tema de amores y quebrantos,
que tiene los capítulos completos...

Y a veces,
en las noches incoherentes
en que somos y no somos a igual tiempo,
como seres eclipsados encontramos,
cual correo regado por el suelo,
que espera a ser leído
para sanar dolores sin momentos,
conversaciones idas,
belicosos silencios,
ausencias sin rostro,
permanencias
que no debieron ser
pero que fueron...

A veces,
rendido por la noche,
que se abate como crepúsculo
en solo medio universo,
viene el amor a compulsar mil copias,
de sus fueros hallados y perdidos,
tomando por asalto nuestra boca
la última copa de vino que desliza
nuestra mano dormida,
y entonces esa magia no llamada,
hace fiel campamento en la memoria,
es nuestro corazón casa tomada,
 sin poderlo evitar el tiempo pasa
del triste eclipse de la noche,
cuando sale otra vez el astro rey,
del eclipse que fue
no queda nada...


JOSÉ IGNACIO RESTREPO Copyright ©
• Reservados todos los derechos de autor

2 comentarios:

  1. Que melódica bienvenida que hasta el sol ha de esconderse a ratos, si cual satélite te giro en torno... allí donde esté tu letra va mi alma, qué bueno saber de hallarte en tantos lares... y aun mejores cuando converjan con los míos...

    ResponderEliminar
  2. Bella Europa. continente de callejas esperanzadas, donde el vino manso fluye a hora de almuerzo por todas las gargantas...gracias a la vida doy por llevarte en mi cuello de fiel escapulario....

    ResponderEliminar