jueves, 2 de febrero de 2012

OTRO FONEMA MUDO / Poesía de José Ignacio Restrepo

REQUERIMIENTO


Las misivas de Dios,
otro poema que decirle al viento,
caen como las hojas del otoño,
con abundantes rojos
entre sus sanguíneos destellos,
entran sin permiso
por las venas de mis ojos
cual hemorragia suma
que en vez de salir despavorida,
hullera lejos hacia dentro,
territorio ya muerto
por dañado manejo,
y entonces el paisaje se transforma
y de prístino se cambia a doloroso,
oscuro como mar de náufragos,
como acre valle de cadáveres,
como magma errante
sin volcán arriba que taladre
sus ardientes quejas expelidas,
bajando por carnívoras colinas
de hueso y carne humanamente
gente

Las misivas de Dios
hechas de amor y llanto,
suelen despeñarse cual suicidas
desde los brillosos bordes de la noche,
y no podemos verlas,
ni volviendo a ser niños,
que fabricaran con ellas
con torpes manos,
aviones que no vuelan...

JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©

2 comentarios:

  1. Ay poeta, amigo mío, y por qué requerirlo si bien sabemos que no nos escucha... nunca, esas misivas solo eran para el viento y el remite es la gran mentira. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cómo duele el dolor cuando es solitariamente renacido, para darse a compartir con quienes a bien tengan llegar, hasta tu playa de quejidos...Pero, no duele tanto si a tu lado, corazón, laten los otros, los queridos, los que siempre volarán en nuestros sueños...Gracias por venir querida poeta, Carmen del corazón...Abrazos...

      Eliminar