lunes, 6 de febrero de 2012

SIMBIOSIS SIN TIEMPO / Poesía de José Ignacio Restrepo

MAR ADENTRO


Hidrocefalia de los méritos
ordenada en rectángulos de hielos,
obligada entre macetas a crecer
anudadas a sus sueños de hielo,
yo os pongo pasaporte de segunda,
para brotar ordenados por mi boca
y vosotros os vestís sin elegancia,
y furtivos voláis elementales,
sin cartomante ayuda
como presos

En las estrellas se lee
entre lineas divisorias invisibles,
que el rostro unipolar de las mujeres
deviene de su gula de sentires,
despeñadas emociones genuflexas,
se despeñan de las altas cordilleras,
para estrellarse en vuelo contra el mar
que las espera gustoso para ahogarlas,
dedicados brebajes en las olas
se preparan para darles alimento,
sometido sustento de los dioses,
que vestidos de brillantes
entre el plancton,
las reciben en el pleno
submarino,
para volverlas diosas,
odaliscas del agua cual sirenas
cuyos ojos cerrados
nada inspiran,
pero embriagan
de pena...

JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©

2 comentarios:

  1. de un simbolismo tan contundente como el mensaje, el juego de imágenes de la primera estrofa supera cualquier aspiración meramente estética con la que se acercara el lector, lo lleva al delirio mismo, al lugar donde la analítica acidula la realidad. Grandioso, mis respetos y mi admiración eterna Restrepo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las mujeres enseñan más de ellas, que del arte de amar y de la pena que en suspenso nace y bien se queda, cuando viajan por el aire propio y nos dejan los sueños de recuerdo, como blancos manteles con sus manchas, que recuerdan las cenas, los almuerzos, compartidos con ellas, en pos nuestro...Gracias amiga, gracias de alma, abrazos...

      Eliminar